Ir al contenido principal

Un año particular.

ENERO. Murió Lhasa de Sela... toda una pérdida de sensibilidad para el mundo que me dejó muy triste.

ENERO. La revista Standdart Mag publicó un reportaje sobre mi obra plástica. Me animó un montón.

ENERO. Recuperé una colección de imágenes que llevaron de viaje astral al mundo de mi niñez. Lo disfruté mucho.
ENERO. Conocí a Claudia en Mérida durante una lectura de poesía en el Aula Jesús Delgado Valhondo y eso me hizo escribir una serie de textos que me resultaron muy valiosos.
ENERO. Nació el proyecto NOTESALVES Contenedor de Arte... oxígeno para la cultura en la ciudad de Béjar.
FEBRERO. La crisis hizo heridas duras y graves en mi empresa... fueron quizás los peores momentos de mi vida.
FEBRERO. Hice una reflexión sobre la muerte que me dejó muy marcado.
FEBRERO. Descubrí el Dioscorides y me tiré más de un mes disfrutando de su lectura.
FEBRERO. Me hice un autorretrato de puro cabreo.
MARZO. Vino Antonio Gómez a leer sus versos y atrajo a otro montón de amigos... feliz.
MARZO. Mis juegos constantes con Guille me quitan la tensión de la crisis de mi empresa. Gracias, hijo.
MARZO. Organizamos un concierto de ayuda al pueblo de Chile... siempre hay quien lo pasa mucho peor.  Satisfacción por hacer algo por los demás.
MARZO. En Béjar llueve a mares. Me gusta la lluvia.
ABRIL. Vuelvo al collage como terapia. Las cosas siguen mal.
ABRIL. Ramón García Mateos me invita a participar en el Aula de Poesía de la Universidad Rovira i Virgili. Me da mucho aire.
ABRIL. Recupero por enésima vez la memoria de mi abuelo gracias a la edición de libro "La represión franquista en Béjar y su comarca".
ABRIL. Sonia Luz me envía unas fotos desde Lima que me llenan de nostalgia.
MAYO. Las cosas empiezan a mejorar un poquito en la imprenta y siento un profundo agradecimiento hacia mis trabajadores, que están echando el resto.
MAYO. Trabajo con frenesí en mis "Metáforas del mundo"... hace que me olvide de mis problemas de pasta.
MAYO. Pude hablar por primera vez con mi abuelo Felipe.
MAYO. Mi Barça también colaboró en que me olvidase de mi crisis.
JUNIO. Vuelvo a pintar.
JUNIO. Leo a Bartolomé de las Casas y me avergüenzo.
JULIO. Recibo visita gozosa de Diego y Álvaro, acompañados de Albert Sardá.
JULIO: España gana el mundial de fútbol y lo celebro con Guille y con Malick.
JULIO. Otra vez de blues... voy pillando ánimo para lo que sea.
JULIO. Participo en la revista "La Wevera". Más oxígeno.
AGOSTO. Nace mi Aisha... soy feliz.
AGOSTO: Salvo a una cría de cernícalo... una pasada.
AGOSTO. Antonio cumple 60 y se jubila... estaba muy feliz y nos hizo a todos felices.  Enhorabuena, hermano.
SEPTIEMBRE. Comienzo a trabajar en nuevos collages con pájaros como tema central.
SEPTIEMBRE. Mi Aisha crece y me dan unas ganas hermosas de vivir.
SEPTIEMBRE. Tengo la suerte de maquetar un libro sobre Juan Carlos Martínez Peña... fueron días de mucha sensibilidad.
OCTUBRE. Los programas de becas SBQ funcionan y me siento realmente satisfecho.
OCTUBRE. Niños SBQ estrenando sus camas nuevas. Creo que estamos haciendo una gran labor. Gracias, sobre todo, a Lorena Pajares.
OCTUBRE. Entregamos una fotocopiadora SBQ a una escuelita peruana. Un logro importante que hará que todos los niños de esa escuela cuenten con material de estudio.
OCTUBRE. Mi amigo Higinio Mirón ve realizado por fin su proyecto sobre un libro sobre su padre. Yo le acompañé en sus dos presentaciones. Enhorabuena a mi amigo.
NOVIEMBRE. Se presenta mi novela nueva en Mérida... no me siento nada seguro.
NOVIEMBRE. Segundo Santos edita una botella con mi poema "Comerte con los ojos". Me encanta.
NOVIEMBRE. Mi amigo José Luis Morante saca por fin su antología poética... me gustó mucho releer todos sus versos. La imprenta mejora.
NOVIEMBRE. Guillermo gana su primer premio de fotografía. Me siento muy orgulloso.
NOVIEMBRE. Diego Fernández Magdaleno obtiene el Premio Nacional de Música. Como si me lo hubieran dado a mí... una pasada.
NOVIEMBRE. Ahisa sigue creciendo y sonríe cuando me ve.
DICIEMBRE. El Instituto Cervantes de Serbia hace una chapa con un aforismo mío para la Feria del Libro de Belgrado. Una pasada.
DICIEMBRE. Inauguro exposición en NOTESALVES. Me siento inseguro.
DICIEMBRE. Recibo el premio "Corazón Arcaico" en Logroño... emocionado.
DICIEMBRE. Hacemos la cena de empresa de Navidad y me siento muy orgulloso de mis trabajadores... ellos han sido muy importantes en esta salida adelante de la empresa. Gracias.
DICIEMBRE. Recibo un regalo verdaderamente hermoso. Lorena Pajares ha localizado a Esther y le ha entregado un regalo de mi parte. Esther me envía una emotiva carta de agradecimiento. Gracias a Lorena por este detalle grande, grande.
DICIEMBRE. Visito la exposición de Antonio Garrido, Alberto Hernández y Manuel García Blázquez y quedo vivamente impresionado.
DICIEMBRE. Lorena Pajares y su gente de Perú organizan tres hermosas fiestas de Navidad con niños necesitados. Reparten regalos y comida y realizan juegos para ellos. La satisfacción me llena porque creo que estamos haciendo un trabajo importante. Gracias a todos.



Comentarios

  1. Y lo que habrá de venir, amigo. Y lo que habrá de venir. Es curioso, el tiempo pasa como un cohete a nuestro lado y, sin embargo, cuando echamos cuentas, tampoco hacemos tan pocas cosas como creíamos.

    Me alegro de que el rumbo se vaya enderezando, poco a poco.

    Un abrazo fuerte, Luis.

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches, Luis Felipe Comendador:

    Tienes que estar bien satisfecho al finalizar tu Balance anual.
    Y aún te quedan unos días, que con tu capacidad de trabajo, quién sabe lo que puedes hacer todavía para que el resultado sea más positivo, si cabe.
    No me extraña que estuvieras más de un mes mirando y leyendo el Dioscórides.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Qué afortunado eres y qué año más bonito.
    Donde hay niños, donde hay sonrisas, está el corazón del mundo.
    Por ahí gira.
    Tú en ese gozne, dando vueltas...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…

Caidino...

Estoy lento y como gatinín con este calor bestia que cae sobre mí como una losa, y con tanto por hacer y en diferentes campos. Ahora que necesitaría multiplicarme, estoy dividido y hasta restado. SBQ necesitaría ahora de todas mis fuerzas de invierno (tenemos un agujero grande que tapar y no soy capaz de tomar aire). Intento mercadillos, lecturas, talleres, ventas de materiales chulos, sorteos…, pero nada funciona. Es como si al quedarme desactivado yo, se hubiera desactivado todo, pero no sé de dónde sacar la energía que necesito como el aire de respirar, no sé cómo tramitar esta abulia sobrevenida. En Perú la gente tiene sed, hay pendientes entregas necesarias de materiales, de carritos…, y he dejado un proyecto a medias que hace que me sienta culpable por ratitos. Es este jodido calor y que la gente aquí ya no puede más, porque está agotada por los miserables del dinero. A ello se suma el golpe constante en el trabajo, el ramillete de deudas con sus apremios y el vacío inabarcable…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías… y ese ser ‘la razón’ le gusta mucho al que viaja a velocidad en los cómodos asientos de sus vagones, viendo pasar el paisaje por las ventanillas, pero solivianta al que perdió el billete, al que nunca tuvo para comprarlo y, sobre todo, al que busca lugares a los que ir y a los que el tren no llegará jamás, porque no hay vías ni estaciones. Así visto el trasunto humano, la libertad del que está en el sistema (el tren) viene siempre marcada por unas fronteras nítidas que, precisamente, amordazan esa libertad… o sigues las vías con tu billete en regla o te bajas del tren y corres el peligro de ser arrollado si quieres volver a subirte en él mientras no detenga su marcha. Me sucede con frecuencia que tengo ideas nítidas en mi cabeza, ideas que se muestran preclaras y estructuradas en mi mente y que, cuando intento compartirlas, me resulta muy difícil hacerlas llegar a mi interlocutor con la …