Ir al contenido principal

Pinzado y con la mirada algo abstracta.



Vuelvo a estar pinzado, que estos cambios radicales del tiempo me dejan físicamente descolocado y quebradino, pero no pasa nada, ya sé que son un par de días cojeros y adelante.
La semana fue entre pimpona y flush, con cien colores raros en su paleta y un montón de altibajos físicos y mentales (también económicos, por qué no decirlo)... algo de trabajo manual, tiempo de nada, presión, dibujos, salidas foteras, asistencia y desasistencia a un par de malos rollos y hasta peliculilla electorala... todo, como digo, para acabar pinzadito de fin de semana, leyendo a García Montero y a Cilleruelo como mejor opción... bueno, también vi un poquito del primer duelo Barça/Madrid para cabrearme con el árbitro y sacar mi sobrante adrenalínico con los excesos de ese Pepe pasadito de vueltas al que le dejan hacer lo que le dé la gana... pero esto son tonterías de lo ocioso, bobadas que no van a parte alguna y que alimentan la tontuna general de los aplastados por el capital... que al final el B y el M terminan siendo dos caras iguales de la misma moneda de oro y oro.
Así que me trufé de tabaco y aguanté el paso de los primeros tamboriles semanasanteros con estoicismo y acurrucadino en mi estudio... que esas tradiciones kukuxklanas me dan casi tanto miedo como los payasos o los hijos... y zoroleé y zoroleí para no mirar la tele ni escuchar las noticias, ésas que ahora hablan de un Aznarín que defiende a Gadafi y jura que España no podrá pagar su deuda [este tío es imbécil, coño, además de un goloso de dólares al que le encanta el mamoneo en inglés y el figurar como sea... lo repito: pedazo de imbécil]. Y que luego me toreé con mis dos hijos varones un paseo al detritus que aquí lleva el nombre “La Thesa”, una fábrica textil abandonada y en franco deterioro por la falta de cuidado de sus actuales propietarios [creo que pertenece a Caja Duero], con lo que se podía hacer en ese espacio enorme, que mil cosas alrededor del mundo del arte, la cultura y la formación se me ocurren... y había jeringas, bastantes, entre los montones estéticos de escombros, y eso me jode un punto... y que le dimos al foteo... y que os dejo algunas tomas del evento.















En el blog de mi hijo Guillermo podréis ver otro punto de vista del mismo paseo fotográfico.

Comentarios

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Jugar al cíclope...

Jugar al cíclope, como en el capítulo siete de Rayuela, o simplemente jugar al Cortázar postmasmédula, a aquel Cortázar tan Girondo de “Apenas él le amalaba el noema... ¡Evohé¡ ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentían balpamar, pernilos y márulos...”... no, mejor jugar al cíclope y cansarte de no estar cansado o jugar a cerrar los ojos para ver e imaginar que la felicidad está más cerca... quienes piensan demasiado no pueden hacer nada... he aquí la regla fundamental del juego de La Maga... y uno está tan triste porque todo es tan hermoso... ¿y si quienes forman mi mundo solo fueran ilusiones... no lo que son, sino mis ilusiones de ellos, no sus verdades, sino mis mentiras?... todo sería un juego estético personal, un juego magnífico en el que crecer... salgo a la calle, voy a por tabaco hasta PdT, doblo la esquina cuesta arriba, estoy solo en la calle, estoy solo en la esquina... subo hasta que las puertas de cristal detectan mi presencia y se abren como puertas... est…

Me late el codo izquierdo...

Hoy me levanté con el codo izquierdo dolorido e hinchado, todo por un golpetazo que me arreé la semana pasada con una puerta [se conoce que ayer me apoyé en alguna de las barreras de la plaza de toros bejarana, mientras asistía al blues, y se me ha infectado]… y es que últimamente parezco un quecomari lleno de cuitas y quejicoserías… el cabrón está ardiendo y focaliza toda mi atención en su latido, hasta el punto de hacerme perder concentración en lo que hago.
En fin, que sigo en el asunto de vivir y eso me gusta mucho… hasta el latido este que me reclama atención constante.
Hoy le pegué la última corrección al nuevo libro de Belencita, “Orden de alejamiento”, y vuelvo a dejar escrito que me gusta muchísimo su forma y su contenido. Espero que en un par de semanas esté listo para hacerlo llegar a sus manos…. y que me ha gustado leerlo con ese latidito de dolor, pues el poemario es de dolor entero… y muy intenso.
Luego, me dejé de mí [y del trabajo] y le busqué contenido a ese pum-pum… y m…