Ir al contenido principal

Otro día de lluvia en los cristales...

Otro día de lluvia en los cristales para evocar tu boca, una boca concreta que dice y besa; otro día para que vuelvas a ser mi ‘garota de Ipanema’ en un rincón del parque, ¿recuerdas?, guarecidos del temporal que nos apretaba, abrazados por una fuerza interior que lanzaba bombas atómicas al mundo, bombas que estallaban en un ‘somos dos y uno a la vez’. Ahora escucho, para verte así, a Sergio Mendes, a Peggy Lee, a Najwa Nimri, a Marina Lima… todos con ese ‘… ¡ay!, ¿por qué estoy tan solo?… ¡ay!, ¿por qué me siento triste?… ¡ay, la belleza que existe!’… Un día total para bailar juntos ‘Take a walk on the wild side’, sin los críos pidiendo la comida o la ropa, sin ellos, que son aquellas justas bombas que lanzamos juntos contra el mundo.
Nos hemos dado siempre razones para el amor, y lo hemos hecho sabiendo que la libertad no existe y que la mejor opción radicaba en escoger nuestras propias cadenas.
Otro día de lluvia en los cristales para saber a ciencia cierta que hemos fracaso deliciosamente juntos… con aquellas ‘paraules d’amor’ que nos han resumido en tres seres concretos lanzados a la nada, tres seres con nuestros ojos mezclados, con nuestras bocas trenzadas, tres seres sencillos y capaces de sonreír y llorar.
¿Qué hemos hecho bien?… ¿Qué hemos hecho mal?… No importa.
Somos relativamente felices, lo hemos sido siempre… relativamente felices con intensidad, casi como una bachata Grace Jones inspirada por Astor Piazzola o como aquel bolero de Ravel… todo se repite constantemente.
Fuiste Angie y una canción de Boris Vian [el ‘Charleston des déménageurs de piano’], la mujer del ‘Chan-chan’ Compay, ‘Les jours tristes’ de Yann Tiersen y la mirada más Amélie Poulain, la ‘boina azul y el corazón en calma’…
Otro día de lluvia para pasar contigo como si no pasara nada, como si el mundo no estuviera ahí afuera esperando con sus puñales.



* Editado por Santiago Nieto [gracias, colega]

MIRADA PARCIALMENTE PECULIAR A UNA TOMA DE POSESIÓN SOCIALISTA

Todo comenzó con una mirada al hombre Beefeater...
[Sólo un concejal del PP guardaba las formas recibiendo al nuevo equipo de gobierno en la antesala de la alcaldía en los previos a la toma de posesión. Lo normal hubiera sido que el alcalde saliente recibiera al equipo entrante e hiciera los honores hasta su entrada en el salón de plenos. En fin... se acaba como se vivió.]

... con calcetines variceros rojos de media caña...

...que antesdeayer fue hombre de musgo y hoy macero de rojo.
[Había buen rollo entre los funcionarios presentes con las nuevas perspectivas, aunque todos comentaban el gran problema que se va a heredar... pero con confianza en que el nuevo equipo ponga soluciones].

Maceó al Ministro de Trabajo ante la incontenible sonrisa JASP.
[La entrada de Jesús Caldera al salón de plenos fue aclamada con gritos de "Ministro, Ministro", que no es más que el aplazamiento de lo que debió ser en su día].

Un grito solitario dejó sonrisas y rabia: "¡Abrid la ventanas, que entre aire nuevo!" (frase repetida mil veces por Riñones en sus mandatos). Solo podía venir de la garganta de Pedro Tejado.
[Muchos esperamos que la palabra "caridad" sea sustituida por el término "justicia", que seguro dará mejor en nuestra común fachada]

Y Riñones salió como uno más y con tres menos, no sin antes decir que hay que cambiar la ley electoral [¿para que él gane siempre?...]. Miraba JASP muy serio.

Mi madre fue feliz lavando su memoria.

Y Riñones rizaba su última boutade.

Se consumó el retrato y esa calidad mágica de nuestra perla roja.

Salud y suerte a todos... Gobernad con decencia.











(17:51 horas) Asistí a la toma de posesión del nuevo gobierno bejarano y no hubo sitio para mí en la sala, pues estaba llena de personal con ganas de darse un baño de orgullo y de quitarse los doce años pasados de puertas cerradas a cal y canto. Me gustó ver a la gente que aprecio unida y feliz.
La cosa dio para saludar a José Antonio Sánchez Paso, reírme con Juan Tomás, bromear con Cipri, saludar a Jesús Caldera, besar en los mofletes a Fabián, señora e hijo; mirar a mi madre, besuquear a la madre Caldera [“a ver si esto termina y mis hijos salen ya de aquí, que estoy muy nerviosa”. Se refería a los hijos con representación política de colores distintos y distantes… qué difícil debe ser para ella], abrazar a Paulino, estrechar la mano de Ramón [coño, que apenas nos dio para saludarnos], fotear a Alba con todos los políticos habidos y por haber, abrazar a mi César Yuste y a su preconsorte, fumarme un par de pitillos con José Manuel, charlar con Juli, departir con Germán, reír con Mateín y, sobre todo, cabrearme con Alejo Riñones por no saber estar ni en el final: No recibió al equipo entrante en los prolegómenos, no llevó a la banda municipal para que interpretase el himno a Béjar, no sé que pasó con el bastón de mando [una funcionaria me conto algo que debo cotejar] y en su discurso solo supo hablar de que hay que cambiar la ley electoral y, por enésima vez, de las miles de cosas que ha hecho en sus tres legislaturas [por lo menos felicitó de palabra a los entrantes].
Hubo algunos abucheos durante su intervención [él los provocó].
Raúl estuvo muy bien en su discurso y Cipriano bordó un acto demasiado largo por generosidad del nuevo alcalde.
Ahora, a trabajar para consolidar una voluntad nueva.
[Quede mi recuerdo cariñoso para Ramón].


De Tontopoemas ©...

Comentarios

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Jugar al cíclope...

Jugar al cíclope, como en el capítulo siete de Rayuela, o simplemente jugar al Cortázar postmasmédula, a aquel Cortázar tan Girondo de “Apenas él le amalaba el noema... ¡Evohé¡ ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentían balpamar, pernilos y márulos...”... no, mejor jugar al cíclope y cansarte de no estar cansado o jugar a cerrar los ojos para ver e imaginar que la felicidad está más cerca... quienes piensan demasiado no pueden hacer nada... he aquí la regla fundamental del juego de La Maga... y uno está tan triste porque todo es tan hermoso... ¿y si quienes forman mi mundo solo fueran ilusiones... no lo que son, sino mis ilusiones de ellos, no sus verdades, sino mis mentiras?... todo sería un juego estético personal, un juego magnífico en el que crecer... salgo a la calle, voy a por tabaco hasta PdT, doblo la esquina cuesta arriba, estoy solo en la calle, estoy solo en la esquina... subo hasta que las puertas de cristal detectan mi presencia y se abren como puertas... est…

Me late el codo izquierdo...

Hoy me levanté con el codo izquierdo dolorido e hinchado, todo por un golpetazo que me arreé la semana pasada con una puerta [se conoce que ayer me apoyé en alguna de las barreras de la plaza de toros bejarana, mientras asistía al blues, y se me ha infectado]… y es que últimamente parezco un quecomari lleno de cuitas y quejicoserías… el cabrón está ardiendo y focaliza toda mi atención en su latido, hasta el punto de hacerme perder concentración en lo que hago.
En fin, que sigo en el asunto de vivir y eso me gusta mucho… hasta el latido este que me reclama atención constante.
Hoy le pegué la última corrección al nuevo libro de Belencita, “Orden de alejamiento”, y vuelvo a dejar escrito que me gusta muchísimo su forma y su contenido. Espero que en un par de semanas esté listo para hacerlo llegar a sus manos…. y que me ha gustado leerlo con ese latidito de dolor, pues el poemario es de dolor entero… y muy intenso.
Luego, me dejé de mí [y del trabajo] y le busqué contenido a ese pum-pum… y m…