Ir al contenido principal

Respuesta plástica


A partir de vuestras respuestas al comentario de ayer he logrado concretar esta imagen que os dejo, ella es mi verdadera reacción a lo que habéis escrito, pues os contiene a vosotros y contiene también mi idea de partida. Me la he currado con ganas, lo prometo.
Mil Gracias.
*[Podéis picar sobre la imagen para verla en un tamaño mayor]

•••

CARNALES PARA FRANCISCO JIMÉNEZ
[Me apetecía ofrecerte hoy un homenaje]

Preámbulo
• No hay como mirar la impostura de un hombre para conocerle con profundidad, quizás mucho mejor que si se mostrara franco y diáfano. En la medida en que se escogen disfraces, los hombres se van definiendo con nitidez.
• Tener dinero y sentirse seguro… el mal del mundo.


Carnales
• Es bastante mejor ser deseado que desear… y menos doloroso.
• El deseo no exige fidelidad, como el amor no exige posesiones… aunque sí posesión.
• Todos los hombres somos diferentes… aunque a mí también me gustan los pechos grandes.
• El amor se hace con todo el cuerpo, pero solo se entrena con la mano.
• Soñé que follaba, pero el sueño solo duró unos segundos.
• Placer sin amor… tampoco es una mala solución para un célibe prometido.
• Si convivo conmigo mismo y me amo con la mano… ¿seré pareja de hecho?
• La insoportable levedad de las mujeres que solo pueden ser miradas radica en que nunca las tendrás sobre tus piernas.
• Deseo hasta que obtengo… luego no se me levanta.
• Es mejor la tensión sanguínea que la muscular.
• Amor, tú marcas los niveles de humedad en este higrómetro de carne. Eres bastante climaxtológica.
• Si me miro a la entrepierna me encuentro más mayor… si me miras tú, rejuvenezco.

•••

Jugué con mi madre hasta bien mayor y eso me ha hecho tan grande que aún no he aprendido a crecer… y en la bola de nieve que comenzamos juntos en aquel patio con parra de mi infancia van quedando mis cosas y las suyas unidas por un frío que duele en las manos.
Volvamos a la nieve, mamá, y que el mundo se retuerza de envidia.
De FUMADORAS

Comentarios

  1. Que deseas tanto Luis Felipe?.

    ResponderEliminar
  2. Deseo, amigo/a anónimo escribir lo que necesito escribir y no aflora... y también cierta calma de entorno que me traiga tensión interior.

    Solo eso

    ResponderEliminar
  3. Mmmm... a mi me dijeron que la paz (interior) se encuentra en el no-deseo.
    No desear: simplemente recibir lo que te es dado.
    Pero el deseo, o mejor: la ilusión, es la clave para estar vivo.
    Vaya lío.
    Lo cierto es que cada cual hace lo que puede. Si se ríe y hace (son)reir, ya es mucho.
    Por eso entro aqui de vez en cuando. Gracias, poeta.
    Guadalupe

    ResponderEliminar
  4. Si el creador tuviera nombre ese sería Luis Felipe. Una lástima que la creación te provoque tanto desasosiego y dolor. A seguir creando y nosotros a seguir disfrutándote, MONSTRUO.

    ResponderEliminar
  5. Eres un hombre de pocas certezas, un buscador nato, un prospector de la condición humana, empezando por tus sesiones de autoconocimiento.

    El oficio de escribir consiste en plantearse preguntas, ¿no?

    Siempre convivimos con el desasosiego.

    Mi abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Conseguida respuesta plástica, tan fria como la mano que todavía hace la bola de nieve.

    ResponderEliminar
  7. Es todo un detalle, Luis Felipe: creación sobre la creación de la creación. Círculo completo que generará ondas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Jugar al cíclope...

Jugar al cíclope, como en el capítulo siete de Rayuela, o simplemente jugar al Cortázar postmasmédula, a aquel Cortázar tan Girondo de “Apenas él le amalaba el noema... ¡Evohé¡ ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentían balpamar, pernilos y márulos...”... no, mejor jugar al cíclope y cansarte de no estar cansado o jugar a cerrar los ojos para ver e imaginar que la felicidad está más cerca... quienes piensan demasiado no pueden hacer nada... he aquí la regla fundamental del juego de La Maga... y uno está tan triste porque todo es tan hermoso... ¿y si quienes forman mi mundo solo fueran ilusiones... no lo que son, sino mis ilusiones de ellos, no sus verdades, sino mis mentiras?... todo sería un juego estético personal, un juego magnífico en el que crecer... salgo a la calle, voy a por tabaco hasta PdT, doblo la esquina cuesta arriba, estoy solo en la calle, estoy solo en la esquina... subo hasta que las puertas de cristal detectan mi presencia y se abren como puertas... est…

Me late el codo izquierdo...

Hoy me levanté con el codo izquierdo dolorido e hinchado, todo por un golpetazo que me arreé la semana pasada con una puerta [se conoce que ayer me apoyé en alguna de las barreras de la plaza de toros bejarana, mientras asistía al blues, y se me ha infectado]… y es que últimamente parezco un quecomari lleno de cuitas y quejicoserías… el cabrón está ardiendo y focaliza toda mi atención en su latido, hasta el punto de hacerme perder concentración en lo que hago.
En fin, que sigo en el asunto de vivir y eso me gusta mucho… hasta el latido este que me reclama atención constante.
Hoy le pegué la última corrección al nuevo libro de Belencita, “Orden de alejamiento”, y vuelvo a dejar escrito que me gusta muchísimo su forma y su contenido. Espero que en un par de semanas esté listo para hacerlo llegar a sus manos…. y que me ha gustado leerlo con ese latidito de dolor, pues el poemario es de dolor entero… y muy intenso.
Luego, me dejé de mí [y del trabajo] y le busqué contenido a ese pum-pum… y m…