Ir al contenido principal

Saber dónde estoy.

Estar en la vorágine del mundo cultural no es demasiado bueno para un creador, pues ocupar espacios devora y pone en el mundo prosaico a quien por definición debe estar fuera de él.
Ayer me animaban Donce, Guadalupe y Sinda a hacer algo para buscar una salida al mercado de lo que hago, pero ya hace tiempo que pasé por esa fase y puedo jurar que es cabrona y destructiva, por lo que tengo muy claro que debo hacer lo que me pida el cuerpo y el espíritu y dejarlo ahí por si alguien quiere consumirlo, pero sin robarle un solo minuto a mi tiempo creativo para gestionarle beneficios superficiales a mi obra.
Lo que hago es fundamentalmente para que me sirva a mí y a quien quiera acercarse a ello, pero no para servirme de ello y hacerme un statu como proyecto principal de vida. El objetivo real es la creación y el crecimiento interior, no el éxito o el dinero o el estar en ciertos círculos que queman [que no está mal si llegan sin buscarlos a base de favores, medranzas o humillaciones]. Ya soy demasiado mayor para entrar en ese juego destructor y, además, mi criterio narcisista está bien alimentado y me hace saber dónde estoy en cada momento, en qué fallo y en qué triunfo. Desde ahí sé que estoy bastante por encima de muchos triunfadores y muy por debajo de un montón de ‘gente gris’ con proyectos personales muy bien trabados.
Lo que realmente me interesa a esta altura de mi vida es hacer las cosas con honestidad y con sinceridad hacia mí mismo y hacia los demás. Yo pongo mi trabajo creativo y no exijo mirada exterior porque no me vendo sino cuando quiero hacerlo como estética [y entonces lo hago y lo digo], y si alguien quiere llegar a él, puede hacerlo acercándose a mí; y si alguien quiere apostar por él, puede hacerlo con toda libertad, porque es suyo igual que mío.
La única tristeza que tengo es no poder dedicar todo mi esfuerzo [todo mi tiempo] a mi pensamiento y a mi obra, no poder vivir para ellos con exclusividad porque tengo que comer, mantener a mi familia y procurarle un futuro a mis hijos con un trabajo que me agota y me rinde, ya que baila en la cuerda de la supervivencia, y de ahí no salen los mejores acordes, ni de coña.
•••
Acuso recibo de “Esto no es el silencio”, de Ada Salas, editado por Hiperión [mil gracias, Adita, por acordarte de mí… lo sorberé despacito].
•••


Hay dos estampas simbolistas de Félicien Rops que me dejan derrotado cada vez que las miro, son “La tentación de San Antonio” y “Pornokrates”. En la primera estampa presenta a una mujer hermosísima y desnuda sustituyendo a Cristo en la cruz, flanqueda a al derecha por un Cristo doliente y a la izquierda por el Diablo, vestido de rojo, que lo sujeta con sus manos huesudas. Rematan la estampa dos ángeles con cuerpo de esqueleto, un cerdo detrás de la cruz y San Antonio vestido con harapos y llevándose las manos a la cabeza. La segunda estampa muestra a una mujer desnuda con los ojos vendados que lleva a un cerdo atado a un cordel sobre un friso en el que están representadas las artes [la mujer lleva guantes de salón, unas medias de cabaret, un cinturón bajo su pecho y un tocado con dos flores en su cabeza].
Me fascinan por el uso estético que hace Rops de lo blasfemo en lo que toca a la religión y a la fuerza crítica [feroz e implacable] de la imagen del cerdo como representación de las artes [pensemos que estas obras fueron realizadas en 1878 para sopesar la fuerza que contienen y el dramatico valor de su autor].
En ellas me inspiro con frecuencia para escribir con dureza, tanto de la religión como del arte y la literatura, y de ellas extraigo la fuerza suficiente para armar mi valor en el decir y hasta en el hacer.


•••
¿Escribir poesía distinta a lo que eres y a lo que piensas es posible? Para mí desde luego que no. Sí me consta que para algunos es facilísimo impostar la voz, incluso hasta ser Ministro de Cultura con el consecuente poder Cervantes y otras mieles.
Por cierto, qué poco me gusta el gabinete que se ha montado en esta tirada don Zapatero, a ver si solo es una sensación mía [me alegraré] y me sorprenden gratamente en unos meses. Me molesta, sobre todo, que haya dejado al pairo al valioso mundo de los subsecretarios, en el que andaban personas de alto valor político y de gestión. Imagino que el colega Z [así lo llamaría Trapiello] sabe lo que se trae entre manos [a mayores de ese dar de comer a las familias socialistas que le han llenado de votos la maleta]. Me sorprende no ver en puestos hábiles a López Garrido, al tipo del PSV [no recuerdo ahora su nombre] o al mismo Jesús Caldera. Ha barrido a todos sus compañeros de viaje de “La nueva vía” y ha hecho un gobiernos de técnicos y decoraciones. Espero que sepa que las traiciones acaban pagándose siempre, aunque sean pequeñas.
Y digo esto porque me preocupa que quien lleva a la práctica la ideología con la que comulgo termine equivocado o equivocándose, debiendo constantes favores y doblando el espinazo a los barones regionales para mantener su statu. Un presidente no debe estar maniatado a la hora de gobernar, y menos por su partido y por los intereses particulares [en lo que a sus sociedades regionales se refiere] de los mandarines. Y por eso no me parece ésta una mala hora para abrir el debate y que nos dejen las cosas claras a los ciudadanos, a los simpatizantes, a las bases y a las centurias directivas del partido. Es buena hora porque coincide con el principio de una legislatura y porque desde la claridad de ideas y de intenciones [también desde la justa explicación de las decisiones tomadas] se puede aportar confianza en lo que se está haciendo y apoyo para lo que se vaya a hacer.
Yo veo nubarrones jodidamente negros [y suelo ser optimista y entusiasta cuando me pongo en la tesitura de que han ganado los que yo he votado] y necesito explicaciones urgentes.
Porfa, Z.
•••

MIRA CÓMO TE MIRO CROMÁTICO*
[va dedicado a Lorena, Sinda, Guadalupe y Donce]

*[TRABAJO REALIZADO CON PAPELES DE COLORES ANTALIS, METACRILATO TRANSPARENTE Y LA CÁMARA DE MI COMPUTADORA]



















Comentarios

  1. amén! buena proclama, muy honesta.
    personalmente me encantaría que toda la gente con talento, sin esfuerzo pudiera vivir de ello, es un sueño? parece que sí.
    saludos

    ResponderEliminar
  2. "No me mires, no me mires, déjalo ya" (Mecano).
    "No me mires de esa forma que tus ojos m´aturrullan" (No me acuerdo, cualquier macarra).
    Pues a mí tampoco me mola mucho este gallinete de ministras. Para empezar, esto no es igualdad, que yo sepa. Para seguir, se ha quitado de en medio a la Narbona que es demasidao verdi-roja para Z. Para terminar, se inventa una fundación para recolocar a tu amigo sin quedar demasiado mal. Mmmmm, no sé no sé.
    Gua...
    (TO BE CONTINUED)

    ResponderEliminar
  3. ¡Ah, hombre! Que sí, que hagas lo que te pida el cuerpo.
    Que más da cuántos-as te lean, lo que importa es la cantidad y calidad de las emociones que provocas: a ti mimso cuando escribes, y a los pocos-as que te leemos.
    La G otra vez.

    ResponderEliminar
  4. Ante todo, gracias por la dedicatoria! (chicas, a ver cómo los repartimos... pero no me dejéis los del metacrilato que me dan un poco de miedito!, jeje)

    Por otro lado, cuando me refiero a "exponer" quiero decir dar a conocer (con ánimo de lucro o sin él, yo ahí ya no me meto). Yo llegué aquí pq un día, por casualidad, leí algo tuyo (en otro lugar) y me encantó. Si las cosas no se conocen no pueden gustar (como bien decía Sinda)
    De todas formas ya te dije ayer que mi corazón te comprende, es mi cabeza la que da las quejas.

    Es posible hacer poesía distinta a lo que eres, etc.? Sé que no te refieres a la poesía, pero de todas formas: La poesía es realismo, pero también imaginación, no?
    Bueno me encantaría hablar del nuevo gobierno, y del ministerio (y su flamenca ministra) de igualdad¿? (eso no son asuntos sociales?), y de Magdalena Álvarez, y de Caldera, y del ministerio de defensa (jijiji) y del trasvase del Ebro a Barcelona, pero ya me he pasado ocupando espacio (y además había quedado a las ocho)
    Chaooo. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Todo cierto.
    Tengo el mismo temor que tú ante la formación de este gobierno. Ya veremos. Además, no tengo una ventaja que tú si tienes: no dispongo de tantos colores para mirar.

    ResponderEliminar
  6. Nunca antes un creador me había dedicado tantas veces obras de arte. Ya no sé cómo decir gracias. De verdad que me encantan las fotos, incluso las últimas, -las del miedo-, son medio esperpénticas pero me parecen rechulas. Yo sigo pensando que todo esto ha de conocerlo el mundo.
    Sigo dándole vueltas y seguiré hasta que se me ocurra algo.
    Ah! Me gustaría ver al natural y tocar algún día el libro tuneado.
    Con respecto al nuevo gobierno, yo quiero darle un voto de confianza a Zapatero; no sé si me he contagiado del optimismo andaluz después de tantos años, pero lo cierto es que tengo esperanza. Por aquí se oye mucho que ZP ha sido muy valiente. Hoy escuché a Jesús Caldera en la radio, y no daba la impresión de sentirse defraudado con el nuevo rumbo que va tomar, sino más bien lo contrario. Tal vez me equivoque (me suele ocurrir).
    Besos
    Basia

    ResponderEliminar
  7. Desde hace días, cuando tengo un respiro leo tus entradas antiguas (conocí tu blog a través del de AGT a finales del 2007). Desde que empecé a leerte me enganché. Había algo que me llegaba adentro casi siempre, y creo que acabo de encontrar la clave en tu entrada del 2o de junio de 2006. Me he dado de bruces de manera inesperada con "La destruction" de Baudelaire, uno de los sonetos que me marcaron en tiempos. Y ahora me doy cuenta de que llevas dentro algo-bastante de "poète maudit" al estilo baudeleriano. La primera vez que vi imágenes tuyas , dibujos, collages, me vinieron a la mente las palabras de él "J'ai pétri de la boue et j'en ai fait de l'or".O "Glorifier le culte des images (ma grande, mon unique, ma primitive passion").
    Seguro que estáis casi todos durmiendo, y yo aquí sin descansar.
    Y a las siete me tocan diana.
    Bonne nuit!

    ResponderEliminar
  8. llego a ti a través de militeraturas. te seguiré
    un abrazo

    ResponderEliminar
  9. De Zapatero sus compañeros de Leon ya decian que "Ni una mala palabra ni una buena accion"
    Esto es lo que tiene el sistema de cuotas:Por comunidad autonoma, por sexo, etc...De todas formas no nos olvidemos que esto es lo que la mayoria defiende.Una sociedad como la española (ejemplo)la Sevillana que sus mayores movilizaciones se producen cuando el futbol baja de categoria o se suspende una corrida de toros nos combierte en lo que somos "el culo" de Europa.
    Mientras tanto "otra de gambas".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Quien más quien menos lleva un ZP dentro... No me gustan todos/as los que forman parte del Gobierno y, sobre todo, no me gusta la salida de Caldera y Narbona, pero estoy encantada de que una chica superlista, seria y curranta, y embarazada, sea la que haga ir al paso a los militares, sobre todo en este país donde todavía sobrevive mucho miliar casposo.
    Y Luisfe, no sé si te lo he dicho, pero, para mí, tu poesía eres tú.
    Besos grandes, ojillos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…

Caidino...

Estoy lento y como gatinín con este calor bestia que cae sobre mí como una losa, y con tanto por hacer y en diferentes campos. Ahora que necesitaría multiplicarme, estoy dividido y hasta restado. SBQ necesitaría ahora de todas mis fuerzas de invierno (tenemos un agujero grande que tapar y no soy capaz de tomar aire). Intento mercadillos, lecturas, talleres, ventas de materiales chulos, sorteos…, pero nada funciona. Es como si al quedarme desactivado yo, se hubiera desactivado todo, pero no sé de dónde sacar la energía que necesito como el aire de respirar, no sé cómo tramitar esta abulia sobrevenida. En Perú la gente tiene sed, hay pendientes entregas necesarias de materiales, de carritos…, y he dejado un proyecto a medias que hace que me sienta culpable por ratitos. Es este jodido calor y que la gente aquí ya no puede más, porque está agotada por los miserables del dinero. A ello se suma el golpe constante en el trabajo, el ramillete de deudas con sus apremios y el vacío inabarcable…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías… y ese ser ‘la razón’ le gusta mucho al que viaja a velocidad en los cómodos asientos de sus vagones, viendo pasar el paisaje por las ventanillas, pero solivianta al que perdió el billete, al que nunca tuvo para comprarlo y, sobre todo, al que busca lugares a los que ir y a los que el tren no llegará jamás, porque no hay vías ni estaciones. Así visto el trasunto humano, la libertad del que está en el sistema (el tren) viene siempre marcada por unas fronteras nítidas que, precisamente, amordazan esa libertad… o sigues las vías con tu billete en regla o te bajas del tren y corres el peligro de ser arrollado si quieres volver a subirte en él mientras no detenga su marcha. Me sucede con frecuencia que tengo ideas nítidas en mi cabeza, ideas que se muestran preclaras y estructuradas en mi mente y que, cuando intento compartirlas, me resulta muy difícil hacerlas llegar a mi interlocutor con la …