Ir al contenido principal

Viajar me pone muy nervioso...


Ya lo puedo contar, y estoy nervioso, no lo niego [viajar me pone muy nervioso]… gracias a la AECID, a Globalia y al empujón decidido de algunos amigos buenos [quiero agradecer la ayuda de Antonio Caldera, Verónica y Santiago Nieto, así como los contactos que en su día me proporcionaron de forma eficiente Jesús Caldera y Ramón Hernández Garrido con la Embajada de Perú y con la Casa de España en Lima], viajaré a Perú a principios de noviembre para cerrar temas constructivos en Moche y firmar los convenios precisos para que el centro de acogida infantil que allí me he planteado tome camino recto… ya tengo itinerario y algunos encuentros medio atados, como serán el visitar a mi amiga Sonia Luz, excelente poeta y catedrático en la Universidad de Lima, donde quizás pueda hacer una lectura pública de mi poesía [tengo ganas de volver a charlar con ella y de conocer a su esposo, del que tanto me habló cuando estuvimos juntos en el Encuentro Iberoamericano de Poesía que se celebró en Salamanca ya hace un año], visitaré también –si nada se tuerce– a Alfredo Pita, escritor amigo afincado en París, que, por suerte, coincidirá conmigo en Perú los mismos días [tengo unas ganas enormes de saludarle y de poder darle un abrazo fuerte], visitaré la Casa de España en Perú, con la que he tenido ya algún contacto, con el fin de presentar mis proyectos y afianzar lazos para el futuro… y tengo solicitada visita al Presidente de la República del Perú, Alan García, para hacerle entrega de un dossier con nuestros proyectos próximos y futuros, y buscar ese apoyo institucional que resulta tan necesario cuando se trabaja en un país extranjero.
Desde Lima viajaré a Trujillo, donde conoceré por fin a toda la familia Pajares, que tan importante ha sido en hacer viable este proyecto, y a las personas diversas que han colaborado con SBQ en las diversas campañas que hemos hecho en Alto Moche [la fiestita de Navidad, las campañas de higiene dental, las jornadas informativas…], con las que quiero reunirme para afianzar la contraparte y que nuestro proyecto no sea un asunto aislado. En Trujillo debo dejar cerrado el asunto constructivo, para lo que tengo previsto reunirme con tres constructores de la zona y valorar quién y de qué manera se ocupará de las obras, así como las condiciones de pago por fases. También debo reunirme con algunos arquitectos para decidir la dirección de obra y dejarla cerrada y firmada documentalmente.
Desde Trujillo me moveré a Moche para reunirme con la municipalidad que nos ha cedido los terrenos y tener una conversación con Roger Quispe, alcalde de Moche, en la que le propondré la elaboración de un borrador para el convenio de uso del centro de acogida infantil, un documento en el que debemos trabajar ambas partes con tesón y finura, de tal forma que podamos negociarlo luego con el ministerio al caso o con la institución adecuada del distrito de La Libertad [también tengo en agenda alguna reunión con responsables del distrito y con la alcaldía de Trujillo… está todo en proceso… vaya lío].
Por supuesto que haré varias visitas a Alto Moche para conocer la forma de vida de sus gentes y compartir con ellos alguna jornada en las que les explicaré nuestros planes de futuro y les haré entrega de algún pequeño presente [estoy valorando qué puede ser necesario para esa gente y, así, tomar una determinación al respecto, porque ir con camisetas o algo parecido no creo que sea la mejor idea… ya veré].
Y en mi tiempo libre, que no sé si lo tendré, me gustaría visitar las ciudades por las que pase, conocer las ruinas de Chan-chan, que me quedan muy cerquita… y quizás hacer alguna lectura en Trujillo y Arequipa [estoy trabajando en ello con mis contactos universitarios y literarios]… y , quién sabe, si me quedasen dos o tres días de sobra y algo de dinerillo, acercarme hasta Cuzco, que debe ser la hostia de bonito.
En fin, que voy a mil por hora en mi trabajo de gestión del viaje, contactando con amigos que puedan echarme una mano para poder recitar en algunos lugares de Perú [que me hace mucha ilusión] y no desperdiciar ni un solo minuto de mi tiempo allí… voy con el programa absolutamente abierto, y eso me gusta.

Comentarios

  1. Me encanta verte contento e ilusionado. Ya sabes que, desde que te conocí, te considero mi maestro y, sobre todo, mi amigo. Pásalo bien y abre mucho los ojos. Suerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pipe: es estupendísismismsimsimo ¿no? Me encanta la noticia. Besito.

    ResponderEliminar
  3. GRACIAS, JOSEMA Y ADU... claro que es una noticia estupenda... y me quitará este estrés puñetero que llevo encima últimamente.

    Un abrazo a ambos.

    ResponderEliminar
  4. Jo, que bien, esto seguro que dará un adelantón tremendo al proyecto,ya veras...me alegro de verdad y vendrás con fuerzas renovadas y muchas noticias.Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Jugar al cíclope...

Jugar al cíclope, como en el capítulo siete de Rayuela, o simplemente jugar al Cortázar postmasmédula, a aquel Cortázar tan Girondo de “Apenas él le amalaba el noema... ¡Evohé¡ ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentían balpamar, pernilos y márulos...”... no, mejor jugar al cíclope y cansarte de no estar cansado o jugar a cerrar los ojos para ver e imaginar que la felicidad está más cerca... quienes piensan demasiado no pueden hacer nada... he aquí la regla fundamental del juego de La Maga... y uno está tan triste porque todo es tan hermoso... ¿y si quienes forman mi mundo solo fueran ilusiones... no lo que son, sino mis ilusiones de ellos, no sus verdades, sino mis mentiras?... todo sería un juego estético personal, un juego magnífico en el que crecer... salgo a la calle, voy a por tabaco hasta PdT, doblo la esquina cuesta arriba, estoy solo en la calle, estoy solo en la esquina... subo hasta que las puertas de cristal detectan mi presencia y se abren como puertas... est…

Me late el codo izquierdo...

Hoy me levanté con el codo izquierdo dolorido e hinchado, todo por un golpetazo que me arreé la semana pasada con una puerta [se conoce que ayer me apoyé en alguna de las barreras de la plaza de toros bejarana, mientras asistía al blues, y se me ha infectado]… y es que últimamente parezco un quecomari lleno de cuitas y quejicoserías… el cabrón está ardiendo y focaliza toda mi atención en su latido, hasta el punto de hacerme perder concentración en lo que hago.
En fin, que sigo en el asunto de vivir y eso me gusta mucho… hasta el latido este que me reclama atención constante.
Hoy le pegué la última corrección al nuevo libro de Belencita, “Orden de alejamiento”, y vuelvo a dejar escrito que me gusta muchísimo su forma y su contenido. Espero que en un par de semanas esté listo para hacerlo llegar a sus manos…. y que me ha gustado leerlo con ese latidito de dolor, pues el poemario es de dolor entero… y muy intenso.
Luego, me dejé de mí [y del trabajo] y le busqué contenido a ese pum-pum… y m…