Ir al contenido principal

Una mirada a España 1900-1950


Frutería en Madrid. 1900.
Que como me aburría esta mañana, decidí hacer un buceo en Google para dejar una mirada subjetiva de España desde 1900 a 1950. Espero que os entretenga esta forma de memoria parcial y prestada.
Gracias a todas las personas que van dejando estas hermosas huellas gráficas en la red.

Atentado, Barcelona. 1901

1902
Equipo de fútbol. 1903

1904

Lance taurino. 1905


Barcelona. 1906

Conflicto en África. 1907
Romería. 1908

Celebrando una victoria de la Real Sociedad. 1909


Laboratorio. 1910 

Operando a un herido. 1911

Grupo de ciclistas. 1912

Gran Vía, Madrid. 1913

Navidad. 1914

Leyendo en casa. 1915.
Estación de ferrocarril. Cádiz. 1916.
Trabajadores en huelga. 1917.
La nefasta gripe española del 18. 1918.
Barcelona en huelga. 1919.

Madrid. 1920
Transporte. 1921.
Aeroestación. 1922
Niñeras en El Retiro. Madrid. 1923.
Toledo. 1924.
Motorista. 1925.

1926.

Kubala. 1927.

Carnaval. 1928.

Obras Exposición Universal del 29.  Barcelona. 1929.

Manifestación contra la dictadura. 1930.

Constitución Española del 31. 1931.

Marinos españoles. Barcelona. 1932.

Sevilla. 1933.

Proclamación del Estado Catalán. 1934.

Selección Española de Baloncesto. 1935.

Casa de Campo. Madrid. 1936.

Bombardeo. Barcelona. 1937.

Burgos. 1938.

1939.

1940.


Vuelta a España. 1941.
Herta Frankel. 1942.

Frontera con Francia. 1943.

1944.

1945.

1946

Lamparilla II. 1947.

Marbella. 1948.

1949.

Velatorio. Deleitosa (Cáceres). 1950

Comentarios

  1. Preciosas fotos, pero hay algunas que creo que no estan bien tituladas: La de plaza España de 1929, me parece que no corresponde al lugar, desde ninguna perspectiva y por mucho que halla cambiado hasta nuestros dias eso parece Plaza de España en Madrid, por otro lado, la de 1940 de Griseas apaleando, tampoco es de esa epoca, pues la indumentaria de la policia es mucho más moderna a la que por esa epoca disponia, me atreveria a decir que es de entre 1960 y 1975...

    Saludos, FBG

    ResponderEliminar
  2. Pues tienes razón... voy a cambiar esas imágenes por otras de la fecha.
    Mil gracias.
    Saludetes.

    ResponderEliminar
  3. La foto de 1929 es de Barcelona, la Plaza de España en obras para la Exposición Universal. Ya cambié el pie de foto.
    La de 1940 la he cambiado, pues efectivamente no correspondía a la fecha.
    Saludetes.

    ResponderEliminar
  4. Son todo un documento de la época, la del velatorio, un estudio psicológico hecho fotografía.

    ResponderEliminar
  5. cuando somos niños los mayores haciendo memoria de sus recuerdos, con añoranza, cuentan una y otra vez su juventud, y todo referencia a los tiempos de su Juventud, y como cambiaron!. Claro que cuando eres niño no en tiendes nada, al día de hoy cuando entras en Internet y encuentras personas que dejan un trabajo como puede ser un blog, como este, es de agradecer. Desde hace algún tiempo digo en algunos comentarios qué que pronto hemos olvidado a los jóvenes que dejaron sus vida en el camino. yo personalmente siento vergüenza de vivir estas décadas viendo como otros sin escrupulos hacen de la política un mundo sin razón.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

Jugando con Instagram.

Toma un libro viejo y hazle fotos con Instagram... mira lo que sucede.


















Yayo

Mario siempre me llama ‘yayo’ y, cuando lo hace, lo dice como mínimo tres veces seguidas (‘yayo, yayo, yayo’) y yo me deshago y hasta me estremezco. Ser consciente de que, en una mente que se está haciendo, floreces como imagen y hecho, como definición y capacidad, como sujeto activo e identificable, como signo y familia… Ser consciente de que te has conformado como pieza indiscutible en esa cabecita tierna y que, además, te reconoce y te nombra ya no solo por tu presencia, sino por tus cosas (esas cosas cercanas a ti que le han llegado por los sentidos) y es capaz de recordarte en la distancia solo por un color o por un objeto… Es la ostia sin hache. Y en respuesta a esa mente haciéndose, la mía (mi mente) se llena de emociones indescriptibles, de sensaciones de satisfacción, de temor, de amor intensísimo, de gozo completo. Mario ha llegado para quedarse y ocuparlo todo con ansiedad, para enseñarme a diferenciar lo que tiene importancia de la que no la tiene, para descubrime capacidades…

Montse, Nacho y su pandilla de utópatas...

Yo no puedo con Montse y Nacho, porque me sobrepasan y me superan, porque me tienen ganado y perdido desde que los conozco, porque no he aprendido a decirles que no, ni sé cómo aprenderlo. Cuando algo se tuerce, los tengo aquí, justito a mi lado, empecinados e inconvencibles, armando guerras preciosas y metiéndose/me en líos locos. Yo sé lo que valen y sé cómo quieren, sé lo que intentan y me supera todo lo que consiguen –me supera y también me preocupa–. Yo solo sé que los quiero muchísimo, como a todos y a cada uno de los que siguen sus pequeñas utopías, y que me dejan siempre jodidamente en deuda –como todos y cada uno de los que los siguen y participan en esas pequeñas utopías–. Y yo solo quiero que sepan –que sepáis todos– que tengo una vida hermosa y colmada, que no me falta nada y me sobra casi todo, que soy un tipo feliz cada día, y que lo soy porque sé determinar qué es lo importante y lo que no tiene importancia, que soy un espécimen del primer mundo y gozo sus ventajas –ya …