Ir al contenido principal

Preproceso del proceso... o un camino hacia el poema (III)



Y ahora un pulido más serio... pero queda mucho por hacer todavía:

•••

ME PUSIERON ULYSSES POR LA OBRA DE JAMES JOYCE

Un café para dos,
unos cigarros,
las manos siendo manos levemente 
y el hilo que separa 
tu cuerpo de lo que ha de llegar.

Un uno para dos
de este es lo mismo.

•••

NO QUIERO NECESITARTE... PORQUE NO PUEDO TENERTE

Una mujer de espaldas, 
media revolución,
una esquina en la calle 
                 y este miedo
terrible a perecer.
•••

AL FIN Y AL CABO, MAÑANA SERÁ OTRO DÍA

La cama por hacer,
el cielo de mi cuarto –siempre raso–,
que digas ‘cómeme’.

Domingo por la tarde –mejor viernes.

                             El áfilo pasar de cada hora,

•••

NO ME ACUERDO DE OLVIDARTE

La silla donde hicimos lo que hicimos
y el verbo merecer.

•••

TODOS NOS VOLVEMOS LOCOS ALGUNA VEZ

Un perfume postrero,
un eremita,
el detrás del revés,
un dedo difumino,
un vientre liso y terso,
gemelos entumidos,
               ¿no me ves?,

la ropa está tendida y comienza a llover.

Il pagliacci sonando,
la máscara del tiempo,
fideos en el plato, 

ven.

•••

SOY EL REY DEL MUNDO

Dos palmeras butiá,
un gesto complaciente, 
tres pasos de claqué, 
un tumbarse en tu cuerpo y un vencerse sin él, 
Harry Lime, Víctor Botas, 
la venus normalita me hace saltos sin red.

                                   Un lunar en el cuello.

•••

LOS AÑOS ENSEÑAN COSAS QUE LOS DÍAS JAMÁS LLEGAN A CONOCER

La nieve de tus pechos 
y un germen de toallas, 

jaguares en los ojos, 
lo yerto en un andén, 
caricias desteñidas, 
la fosa que me espera y un lento perecer...  

dormida, despistada, 

                             tendida. 

•••

¿EMPEZAMOS CON UNA SONRISA?

Las ganas de dragarte, 
el ritmo de tu sien, 
tu voz cuando descallas, 

olerte con los ojos
y ser
y ya no ser... 

•••

TODOS NECESITAMOS RECUERDOS PARA SABER QUIÉNES SOMOS

Mi lu más lar, mi pulpa, 
mi toda lu, mi pez, 
mi yaluz girondándose, 
mi limia vertiguez, 
mi perfecta decúbita, 
mi masdar, mi prender...

mi cicatriz tocada, 
mi férvida combez... 

y luego siempre el vértigo, 
la rosacruz de gel, 
el tú enteco, el retumbo, 
los médanos de piel, 
el flujo que refluja,
                              el abajo,
el principio y el luego,
el posyó y el mi me,
la textura de escombro, 
el ulular moaré, 
el deseo deceso,
el mil desmil, el cien... 
              sed total del sinsed.
         

•••

UNA CHICA NO NECESITA DE NADIE QUE NO LA NECESITE

Me ensayo en el descírculo...

muslos, corvas, coleta, 
modulado, jamás, 
blando, níveo, lomo, 
jaspe, nube, clavar, 
cíngulo, piel, moldea, 
cintura, vegetal, 
galga, concha, madura, 
colimbo, visceral, 
amapola, propóleo, 
tobillos, vertical, 
deseo, lluvia, asoma, 
vértigo y humedad... 

o viscoso y celeste, 

              o afinado y capaz... 

•••

RECUERDA QUIÉN ERES

Imparo las palabras
al decir,
al pensarlas, 
al hacerlas vibrar

y en lo que se agargantan
no sé lo que serán.

Un café para dos,
unos cigarros,
¿Vendrás?

Comentarios

  1. El "girondeo" se te da de perlas...
    LF, pero...el resto... has cambiado de estilo, no? y no entiendo la rima... parece libre y después lo "pareas"...? jo, si es q sigo sin tener ni p.t. idea

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Jugar al cíclope...

Jugar al cíclope, como en el capítulo siete de Rayuela, o simplemente jugar al Cortázar postmasmédula, a aquel Cortázar tan Girondo de “Apenas él le amalaba el noema... ¡Evohé¡ ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentían balpamar, pernilos y márulos...”... no, mejor jugar al cíclope y cansarte de no estar cansado o jugar a cerrar los ojos para ver e imaginar que la felicidad está más cerca... quienes piensan demasiado no pueden hacer nada... he aquí la regla fundamental del juego de La Maga... y uno está tan triste porque todo es tan hermoso... ¿y si quienes forman mi mundo solo fueran ilusiones... no lo que son, sino mis ilusiones de ellos, no sus verdades, sino mis mentiras?... todo sería un juego estético personal, un juego magnífico en el que crecer... salgo a la calle, voy a por tabaco hasta PdT, doblo la esquina cuesta arriba, estoy solo en la calle, estoy solo en la esquina... subo hasta que las puertas de cristal detectan mi presencia y se abren como puertas... est…

Me late el codo izquierdo...

Hoy me levanté con el codo izquierdo dolorido e hinchado, todo por un golpetazo que me arreé la semana pasada con una puerta [se conoce que ayer me apoyé en alguna de las barreras de la plaza de toros bejarana, mientras asistía al blues, y se me ha infectado]… y es que últimamente parezco un quecomari lleno de cuitas y quejicoserías… el cabrón está ardiendo y focaliza toda mi atención en su latido, hasta el punto de hacerme perder concentración en lo que hago.
En fin, que sigo en el asunto de vivir y eso me gusta mucho… hasta el latido este que me reclama atención constante.
Hoy le pegué la última corrección al nuevo libro de Belencita, “Orden de alejamiento”, y vuelvo a dejar escrito que me gusta muchísimo su forma y su contenido. Espero que en un par de semanas esté listo para hacerlo llegar a sus manos…. y que me ha gustado leerlo con ese latidito de dolor, pues el poemario es de dolor entero… y muy intenso.
Luego, me dejé de mí [y del trabajo] y le busqué contenido a ese pum-pum… y m…