Ir al contenido principal

Deber guarda puñales.

Cuando la política se esgrime como un arma con la que atacar o defenderse, sin afán de universalizar, de extender progreso o de intentar futuro… es cuando los ciudadanos debemos hablar alto y fuerte para sacar el arma de las manos a los políticos.
Mi consideración en este tiempo y en este territorio es que nunca estuvimos peor representados ni en mejor situación para rotar. No se va a hablar de economía en estas elecciones, porque no se puede hablar de economía, ya que la economía no existe cuando dos o tres graves facturas están a punto de pasar su filo por los cuellos bejaranos y nos van a dejar en dique seco para unos años. Los que vienen apenas pueden prometer si su intención es cumplir, mientras los que están se han gastado ya el presupuesto de tres vidas municipales. Dos preguntas simples: ¿Qué se le debe a Iberdrola? y ¿cuánto va a costar el cambio de matadero? Una afirmación: Las deudas de hoy las deberá pagar el ayuntamiento de mañana.
En todo caso, yo qué sé; si un ayuntamiento está para gastar a lo grande, pues el actual lo ha hecho. Lo justo sería que también respondiese de sus gastos en la misma legislatura para no entregar herencias como bombas atómicas.
Desde tal visión de la jugada no queda otra cosa que buscar al candidato con más capacidad para cerrar la sangrante herida económica y cargarle el jodido mochuelo a sus espaldas. ¡Vaya gracia!
(21:32 horas) Admiro sin reservas a los que se toman la vida por el lado directo, los que la disfrutan sin detenerse a pensar, los que beben, los que viajan como posesos, los que joden cuando pueden sin medir el antes ni el después, los que bailan hasta el amanecer y ríen a carcajadas, los que abrazan y los que apuntan cada día como si fuera el último.
A mí me cuesta mucho salir de jodido tedio, ya casi me resulta imposible. He armado mis muros en forma de personas queridas y en clave de respeto absoluto, y esa estancia pequeña busco el aire cada minuto de cada hora mientras veo a algunos gastar la vida sin barreras y siento envidia.
Como defensa contra esta situación real que me elimina [me autoelimino] he tenido la suerte de crearme un mundo paralelo imaginario en el que sé volar libre, pero ese mundo sólo sabe devolverme soledad y me obliga a buscarla.
No sé si así estoy bien o me destruyo, pero paso los días, que ya es algo.

(22:18 horas) La llorona se tumbó antesdeayer y aún no se ha levantado. Me vio beber bastante y eso la deja desolada; cuando esto sucede, aguarda dormida hasta que cambia la fase lunar. Cuando despierta, sus ojos estallan en un verde selva y el mundo queda en sus manos, a su merced.
Nunca llueve cuando se despierta la llorona, pues ella es la lluvia.
De Tontopoemas ©...

Comentarios

Entradas populares de este blog

TRECE MESES YA

Trece meses ya y Mario se duerme en mis brazos mientras yo ya casi doblo moviendo acompasadas mis piernas para acunarle. Su gesto es de paz, de una paz generosa llena de esa tentación constante de achucharle. Le miro y me siento capaz de lo que sea, de todo, de cualquier cosa. Le miro y me veo acunando a su madre, a Felipe, a Guillermo, pero de otra forma. Le miro y me dan unas ganas incontenibles de reír y de llorar a la vez. Un par de horas antes pensaba en el mundo y sentía con cierto dolor una tremenda constatación de mi bajón físico y mental, de mi incapacidad para agotar a los demás con mis proyectos y mis ganas… Con él entre mis brazos volvió la fuerza, una fuerza inxplicable traída por sus párpados cerrándose, por su deliciosa boca en pompita, por sus manos posadas suavemente sobre mis brazos hechos… Me dije: ‘aún es posible, Felipe’, mientras le pasaba el niño dormido a mi hija para que lo dejase reposar tranquilo en su carrito. Mario es toda mi fuerza y toda mi esperanza, y en…

El mapa y el territorio

Estallan en los caminos las digitalis purpúreas en este verano raro y Béjar está más vacía que nunca porque el vacío se ha convertido ya en un estado de ánimo entre vetón y bijarrense. La flora y la fauna permanecen intactas, impertérritas ante el devenir de los hombres con su cosa cansina de apagarse. Dos esquelas de domingo fraguan el esqueleto de la tarde (otra vez, como cada día) y un par de turistas suben despacio las escaleras de la iglesia de El Salvador. Salen pasados dos minutos y se acercan hasta el bar donde estoy tomando café. Me hablan.
– Buenas tardes. ¿Nos podría decir qué visitar en Béjar esta tarde?
– Yo creo que la mejor opción es que suban hasta El Castañar y conozcan la ermita y la plaza de toros, que es la más antigua del mundo, además del hermoso paisaje del monte. Allí hay algunos chiringuitos donde pasar la tarde con una bebida fresca y disfrutar.
– Ya, pero no nos apetece mucho hacerlo con el coche. Si hay algo que ver en la ciudad, lo preferimos.
– Hay mucho que …

Jugando con Instagram.

Toma un libro viejo y hazle fotos con Instagram... mira lo que sucede.