Ir al contenido principal

¿Se romperá la derecha?


A esta hora algo está sucediendo en la derecha española, algo que no había sucedido desde el hundimiento de la Unión de Centro Democrático. Entonces se aglutinaron todas las facciones del multicolor espectro que va desde la golosería liberal con máscara de centroderecha al más recalcitrante fascismo tradicional español, desde la pseudotolerante democracia cristiana hasta el barbarismo integrista más Rouco Varela… todos eran uno para lo que fuese, todos eran uno con tal de merendarse a esa mayoría [si se cuentan los votos de uno en uno] de la izquierda tranquila y nerviosa española.
A esta hora ha sucedido de puertas afuera en el Partido Popular lo que llevaba escondiéndose desde hace veinte años a los ojos de topo del ciudadano: hay división patente y rechula. Por un lado anda la bicha del ladrillo madrileño jugando a que es la reina de los mares [amparada en el viento vertical de sus lobby’s del dinero negro, la especulación descarada y los medios de comunicación ultratodo] y por otro el conservadurismo natural [duro también, pero con talante y cuidada imagen] de Ruíz Gallardón.
Será bonito, si el tal Rajoy no sabe poner freno a los acontecimientos que se imaginan, ver unas elecciones entre una izquierda [dividida siempre desde que la historia es historia y la izquierda, izquierda] y una derecha con sus caínes bien expuestos a la mirada pública.
El principio de todo esto ya me parece un final bonito suceda lo que suceda.
Lo que hace la embriaguez de poder, Espe: Tú sobre el partido, sobre la gente, sobre todas las cosas… si al final va a ser verdad que Saramago es en realidad la señorita Sara Mago… no vaya a ser que te enfades y se acreciente tu bizquera endémica y política.

Comentarios

  1. Eres duro con la DERECHA y me parece muy bien, aunque con la IZQUIERDA que tenemos no hace falta derecha ; sí nuestros muertos, represaliados etc...levantaran la cabeza y vieran la trayectoria de los ultimos 30 años de sus "herederos" no quiero ni pensar lo que ocurriria.

    Como siempre saludos socialistas.

    ResponderEliminar
  2. la egopoética es lo que tiene, amigo Luis Felipe
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Huy...¿será pecado tener fantasias con Rajoy?.
    Muchos besos hermano.

    ResponderEliminar
  4. La caña. ¿Eres tan rápido con los sonetos?.
    Besísimos.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta. Sin duda lo mejor del dia.
    Abracín.

    ResponderEliminar
  6. Qué quieres que yo te diga?
    Ah, que prefieres que no diga nada!. Por favor Sr. Comendador, no me sea Vd. arisco.
    Bueno, pues soy madrileña, (de cuerpo presente, con perdón, porque mi alma vuela por tierras extremeñas) trabajo desde hace algunos añitos en una constructora (lo reconozco, soy una amargada por cuenta ajena) y el Sr. Director (puagg, peloteo y encima internauta, esto es lo último) dice que es Socialista hasta la médula ......//ausencia//......
    (perdón ya estoy aquí, es que me dió un ataque de risa). Pues eso, Madrid, Comunidad, empresa constructora, vamos que ya puedes ir imaginando... que como algún día un aventajado tire de la manta, la Operación Guateque se va a convertir en un fiestorro bakaladero de aúpa!

    Lo que no recuerdo es si todos estos años siempre fueron los mismos, o si los otros eran tan parecidos que ya no acierto a distinguir... (bah, "pa" mi son todos igualicos, igualicos)

    Ea, hoy me puse igual que "el tipo del periódico". A que sí?

    Un beso,

    pd.:¡Qué bien me lo paso con tu blog!
    Hasta mañana, Ratoncito Pérez.

    ResponderEliminar
  7. ¡Antes Roja que Rota!

    a, no... que esos eran otros, ¿no?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

Jugando con Instagram.

Toma un libro viejo y hazle fotos con Instagram... mira lo que sucede.


















Yayo

Mario siempre me llama ‘yayo’ y, cuando lo hace, lo dice como mínimo tres veces seguidas (‘yayo, yayo, yayo’) y yo me deshago y hasta me estremezco. Ser consciente de que, en una mente que se está haciendo, floreces como imagen y hecho, como definición y capacidad, como sujeto activo e identificable, como signo y familia… Ser consciente de que te has conformado como pieza indiscutible en esa cabecita tierna y que, además, te reconoce y te nombra ya no solo por tu presencia, sino por tus cosas (esas cosas cercanas a ti que le han llegado por los sentidos) y es capaz de recordarte en la distancia solo por un color o por un objeto… Es la ostia sin hache. Y en respuesta a esa mente haciéndose, la mía (mi mente) se llena de emociones indescriptibles, de sensaciones de satisfacción, de temor, de amor intensísimo, de gozo completo. Mario ha llegado para quedarse y ocuparlo todo con ansiedad, para enseñarme a diferenciar lo que tiene importancia de la que no la tiene, para descubrime capacidades…

Montse, Nacho y su pandilla de utópatas...

Yo no puedo con Montse y Nacho, porque me sobrepasan y me superan, porque me tienen ganado y perdido desde que los conozco, porque no he aprendido a decirles que no, ni sé cómo aprenderlo. Cuando algo se tuerce, los tengo aquí, justito a mi lado, empecinados e inconvencibles, armando guerras preciosas y metiéndose/me en líos locos. Yo sé lo que valen y sé cómo quieren, sé lo que intentan y me supera todo lo que consiguen –me supera y también me preocupa–. Yo solo sé que los quiero muchísimo, como a todos y a cada uno de los que siguen sus pequeñas utopías, y que me dejan siempre jodidamente en deuda –como todos y cada uno de los que los siguen y participan en esas pequeñas utopías–. Y yo solo quiero que sepan –que sepáis todos– que tengo una vida hermosa y colmada, que no me falta nada y me sobra casi todo, que soy un tipo feliz cada día, y que lo soy porque sé determinar qué es lo importante y lo que no tiene importancia, que soy un espécimen del primer mundo y gozo sus ventajas –ya …