Ir al contenido principal

Mi propia peli.


Ayer, y a propósito, porque apenas tuve tiempo, dejé mi resumen sin la parte esencial de lo que me ha hecho: el cine, amigo Ariel.
Soy de Buster Keaton y de Fritz Lang, del “Acorazado Potemkin” de Eisenstein en el cineforum de la Casa Grande, de la Greta que besó a Dalí en la boca, de cuatro generaciones de tarzanes, del Boris Karloff dirigido por James Whale, de Cyd Charisse [mmmmm], de “El ladrón de bicicletas” de Vittorio de Sica una noche invierno en el cine Bretón, de “Las noches de Cabiria” con Giulietta Massina, del Marlon más rebelde, del Belmondo tahúr, del primer Almodóvar, de aquella tarde salesiana con Cecil B. de Mille mirando anonadado “Rey de reyes”, del lúbrico “Decamerón” de Pasolini con Silvana Mangano, de Bella Darvi en “Sinuhé el egipcio”, de Ava Gardner en “Forajidos”, de Alec Guinness [mucho, mucho], del Jack Lemon en “Con faldas y a lo loco”, del Sean Connery en James Bond y del Douglas Fairbanks más bucanero, de las tardes cabalgando junto a “El Zorro”, de Joan Crauford, de Chaplin, de la Ingrid más Bogart, del primer Disney, de María Montez y del Joseph Cotten que hizo el contrapunto a Welles en “El tercer hombre” de Graham Green, del Capitán Maravillas interpretado por Tom Tyler, de Bette en “Eva al desnudo”, de Henry Fonda en “Hijos de la ira” y Rita en “Hilda”, del “Halcón Maltés” y “Casablanca”, de Jane Greer en “Retorno al Pasado”, de la Bacall en "Cayo Largo", del beso final entre Jennifer Jones y Gregory Peck en “Duelo al sol”, de todo Fellini entero y de todo Berlanga, del forzudo Mark Forrest, de Sofía y Marcello, de Tony Leblanc y Ninetto Davoli, de Mónica Vitti y la boca de Jeanne Moreau, de la gracia Delon y la mirada Shariff, de Bogarde y la Ramplin, de Cocteau, de Marilyn y Audrey, de Michael Caine y de Pepe Isbert… en fin, inagotable la cuenta de bellos referentes cinematográficos en estos cincuenta tacos, de los que destaco “Amarcord” como mi película extranjera y “El motocarro” como mi peli nacional. Estoy hecho de cine y es exactamente lo que hago cuando pienso, cuando escribo y cuando vivo… una película… mi propia película.
•••
Llegué a PdT a tomar café y había revuelo porque estaba comiendo allí Isabel Gemio y andaban esperando la llegada inminente de Paco Lobatón… la rehostia… toda la camarería de acá para allá como si les hubieran puesto cocacola caliente en las toberas… y mi You cabreado porque anoche se le acumuló el trabajo y hoy recibía quejas [no se dan cuenta de que le dejan solo por las noches para poner en orden lo que han desordenado cientos de personas durante el día… y a mí me mosquea que su sino sea el de cargárselas todas por donde amargan los pepinos, que el hombrito ha pasado por todo lo imaginado hasta llegar a esto, y es consciente de que debe trabajar con garantía porque siempre se le va a exigir más que a los demás por su procedencia y por su color, y se le va a dar menos… es injusto… o a mí me lo parece… pero le toca joderse y agachar la cabeza si quiere seguir en este primer mundo de mierda sobre mierda]… hablé con él un buen rato y me contó los pormenores de la noche de ayer, y le entendí perfectamente, tan bien, que me quedó claro que se cargan las tintas en lo que a él respecta, aunque no sé aún con qué fin.
El caso es que el mundo sigue a su ritmo cabrón y es un fin de semana largo con madrileños ocupándolo todo y cabreándome [lo siento por volver a utilizar el término “madrileños” generalizando, pero es que son madrileños los que lo relían todo con su falta de educación y sus estupideces de creerse más y mejores que el resto del mundo… y nosotros tenemos la culpa, porque aguantamos sus payasadas y sonreímos].
•••
El vaho nos saca el frío, y en los riscos de carne se blonda el vello como un sobresalto.
Tener alas ahora sería imprescindible para poder migrar a esas islas vehementes donde el azar son grados.
Túmbate sobre mí para que te sopese y aprenda que tu abrigo late a la par exacta que mi cuerpo tirita.
Descubre sobre mí que el calor se conserva y argumenta una hipótesis de esta celebración, de este altar, de esta tíara.

Comentarios

  1. Felipidades una vez más.
    alberto h.

    ResponderEliminar
  2. Comparto tu gusto por estas pelis (por las que conozco, vaya, que son muchas) pero la Bacall de Retorno al pasado, por ahí sí que no paso...

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, Luis Felipe, me gusta el nuevo aspecto que tiene el cachivache de publicar comentarios. ¿Cómo lo has hecho para ponerlo así?

    ResponderEliminar
  4. Ups... Bárbara, qué patinazo, pero no fue de memoria, sino un lío de escritura... era Jane Greer... ahora corrijo.

    Gracias y besotes

    ResponderEliminar
  5. jajaja memorables filmes (e imprescindibles), memorables actores y memorables mujeres. Una majestuosa lista que me trae una gran cantidad de imágenes sueltas y que vienen en un orden abstracto jaja. Te has alimentado del buen cine Luis, de esos clásicos que muchos de lo jóvenes cinéfilos y realizadores como yo, hemos querido presenciar y vivir sus estrenos. Felicidades nuevamente.

    No existe mejor película que la de nuestras propias vidas. Seguila escribiendo que puede resultar una obra maestra jaja. Un abrazo grande!

    Ariel.

    ResponderEliminar
  6. Plansendon, eres un As de los de Heraclio Fournier... cada vez que vuelvo a tu "camarera" me mata la envidia por lo redondo que es ese libro... yo quiero ser como tú cuando sea joven, de verdad.
    Y gracias por la foto Colbert, que es rechula.

    Albertito, cumplo mañana... gracias por tus felipidades... y a ver si vienes a que te invite a un cafetín con galleta. A los demás también os invito, pero estáis tan lejos.

    ResponderEliminar
  7. La verdad aunque duela: se te nota el peso de otro año cumplido. Le contestas a Albertito que cumples mañana, y en realidad fui yo quien te hizo la pregunta en la entrada anterior -y también quien te dio las felipidades-. De todos modos acepto la invitación, quedan muuuuuuchos 8 de diciembre.(Jope, naciste el día de la Inmaculada Concepción de la Virgen María!!, In illo tempore creo que en España se celebraba también el día de las madres)

    ResponderEliminar
  8. Jo, Sinda, es que estoy miope o no sé... aquí hay un felipidades de Alberto y mezclé todo... y sí, me podrían haber llamado Mari Conchi, y lo mismo habría triunfado en la vida... yo qué sé.

    Un abrazote para el Jesusín y otro para la piratilla guapa.

    ResponderEliminar
  9. Intenta convencer a You de que agache la cabeza sólo lo justito, que haga valer -siempre que pueda- sus derechos, que él vale mucho; dile también que conservo el recuerdo del rato que pasamos charlando él y yo, y dale un abrazo de mi parte.

    ResponderEliminar
  10. Por buena gente, por tu gran corazón, por sensible, "por gruñón", por sincero y generoso, por gran poeta y pintor -por artista-, por "colegui" (que ya hay que tener narices p´aguantarme a mí once meses seguidos -día a día-)....
    Y porque te reconozco y t´estimo
    (pssss, OjO Sindita: como a un buen amigo)

    FELICIDADESSSSSSSSSSSSSS, grandullón!!

    Y como yo no sé "poemar" (uséase, hacer poemas...) elige tú el que mássssss te guste -el muy preferido, el mejor-, pq hoy "mon ami"... ¡¡Te invito yo!!

    MUACCCCCCCC

    ResponderEliminar
  11. Vuelvo para cambiar el "mon ami" por un
    "Mon Chéri", y así te convido también a un bombónn-mmmmmmm-rico-rico.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Dnc... escojo ese poema de Angelito Ge que dice..

    En verano,
    los gatos andan a gatas,
    es decir, a cuatro patas.

    En invierno, también,
    pero más tristes.


    Gracias, Anónimo.

    ResponderEliminar
  13. Muchísimas felicidades, Luis Felipe, has despedido tus 50 realmente inspirado y acompañado.
    Yo también celebro hoy algo, ya no se me va a olvidar tu cumpleaños (o sí, chocheo bastante).
    Que pases muy buen día.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Por que sigan brotando las palabras de tus dedos y el viento esparza sus semillas en nuestros ojos… (como dice una canción flamenca: si es que las palabras se las lleva el aire, que las mías se las lleve hasta tu calle...ehehei)
    quise hacerte un poema pero sólo me salió un churrete impublicable. Culpa tuya, por supuesto,
    si no escribieras tan bien, mi creatividad no estaría hecha un ovillo en un rincón.
    Felices 51.
    Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Mario

Mario fue un corredor de fondo que ha legado el nombre a mi nieto para perpetuar en él su memoria, y me gusta, me gusta mucho que mi bebé tenga en su nombre una razón y un contenido, que lleve el signo de una amistad indeleble y el valor hermoso del recuerdo. Mario, hoy mi nieto, es divinamente vulnerable, delicado hasta el suspiro, bellísimo en sus gestos y causa absoluta de orgullo personal. Su madre, mi hija, me ha hecho el regalo más precioso que se puede hacer a un padre, y lo ha hecho con valentía, sin miedos, siendo una mujer entera en todo el proceso y demostrándome que algo tuve que hacer bien en su educación y en su formación como persona. Jaime, el padre de mi nieto, es un padre ejemplar, preocupado, atento siempre a las necesidades de mi hija y de su hijo, y yo le estaré eternamente agradecido por su forma de ser hombre y por el amor entero que se percibe constantemente en su trato hacia mi niña y hacia mi bebé. Gracias a los tres por hacerme tan feliz.
Por lo que a mí se …

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…