Ir al contenido principal

Comentario de Alberto García Teresa en la revista "Artes Hoy"

Luis Felipe Comendador: No pasa nada si a mí no me pasa nada


Delirio Ediciones, 2009. 132 páginas



Por Alberto García-Teresa


No pasa nada si a mí no me pasa nada contiene todos los elementos de los buenos aforismos: capacidad de síntesis, ingenio, una pequeña dosis ironía y una gran predilección por las paradojas. Por otra parte, encontramos en esta obra en concreto pocos juegos de palabras, pues Comendador pone más énfasis en la revelación del contenido.

El autor realiza una reflexión trascendente y ética, en la que busca indagar en conceptos abstractos, como la felicidad, la sabiduría o el placer. Apuesta por la explicación de sentimientos, de acontecimientos. El amor y las relaciones de pareja, en ese sentido, es uno de los temas que más frecuenta. Así, estos aforismos pretenden desvelar tanto lo mejor (el cariño, la alegría, la esperanza) como lo peor de nuestra sociedad (la venganza, la crueldad, el egoísmo, la sed de destrucción).

Como consecuencia de ello, se aprecia en los textos cierta desolación, cierto pesimismo, aunque también pone de manifiesto un deseo de transformación ("Hablar bajito es una buena herramienta para civilizar") y de disfrutar y Comendadorsaborear la vida ("La realidad de lo eterno se llama ‘ahora’").

En esa línea, abundan las indicaciones sobre cómo vivir ("Aprende a recibir y podrás darlo todo") y, al mismo tiempo, un intento de desentrañar la ideología que mueve al mundo. Por eso también cuestiona la supuesta igualdad de nuestra democracia y la objetividad de la Historia.

Además, esa interpretación de la vida da pie a algunas metáforas muy hermosas ("Vivir es como hacer rimar los ojos y los árboles").

Es especialmente relevante el énfasis que pone el poeta en señalar a Dios. A él se acerca desde el descreimiento y la rebelión ante los dogmas, y trata de demostrar las razones históricas y sociales que llevaron a su creación: "Dios es el más oloroso concepto de la superstición", concluye. Precisamente, "superstición" es un término que usa con gran abundancia.

Finalmente, también se ha de resaltar el gran número de reflexiones que se encuentran en estas páginas sobre la esencia del arte y su alcance. De talante distinto, podríamos concluir que unen una vivencia vitalista del arte y un asombro por sus posibilidades. Así, Comendador afirma que "el arte, como la vida, es sólo una dimensión de lo imprevisto". Y, en ese sentido, No pasa nada si a mí no me pasa nada es una búsqueda continua de la sorpresa y lo imprevisto.


Comentarios

  1. APROVECHO, EN LA IDEA DE QUE TÚ TAMBIEN ESTÁS SENSIBILIZADO CON ESTO, PARA COLGARTE ESTA PETICIÓN DE AUXILIO... GRACIAS: PAQUITA

    ¡ apoyar a AMINETOU HAIDAR] URGENTE !
    Date: Tue, 1 Dec 2009 13:56:55 +0000

    Con la idea de apoyar a AMINETOU HAIDAR en estos momentos, se ha hecho esta sencilla página para que todo el mundo pueda colaborar con su firma. El enlace es el siguiente: http://www.artifariti.org/aminatou/formulario.php

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Mario

Mario fue un corredor de fondo que ha legado el nombre a mi nieto para perpetuar en él su memoria, y me gusta, me gusta mucho que mi bebé tenga en su nombre una razón y un contenido, que lleve el signo de una amistad indeleble y el valor hermoso del recuerdo. Mario, hoy mi nieto, es divinamente vulnerable, delicado hasta el suspiro, bellísimo en sus gestos y causa absoluta de orgullo personal. Su madre, mi hija, me ha hecho el regalo más precioso que se puede hacer a un padre, y lo ha hecho con valentía, sin miedos, siendo una mujer entera en todo el proceso y demostrándome que algo tuve que hacer bien en su educación y en su formación como persona. Jaime, el padre de mi nieto, es un padre ejemplar, preocupado, atento siempre a las necesidades de mi hija y de su hijo, y yo le estaré eternamente agradecido por su forma de ser hombre y por el amor entero que se percibe constantemente en su trato hacia mi niña y hacia mi bebé. Gracias a los tres por hacerme tan feliz.
Por lo que a mí se …

Ocho días sin Mario

No sé cómo explicar que el decurso vital me sujeta al espacio que habito, que los proyectos urgentes me requieren al pie del cañón y que el trabajo de mierda que tramito a diario me impide hacer exactamente lo que debiera hacer. Cada día recibo fotos y vídeos de Mario: durmiendo, recién bañado, antes y después de la toma, tumbado como un rey con su pañal como único vestido..., y presiento a mi niño abrigado por sus padres, cuidado hasta el más mínimo detalle; pero me siento mal por no estar allí cada cinco minutos para contemplar su sueño, para asombrarme con cada uno de sus gestos o para colocar uno de mis dedos en su manita y sonreír mientras lo aprisiona levemente.
En todo caso, pienso en que sus padres ahora necesitan espacio, que nadie los moleste, y eso me calma un poquito..., y también me calma el tener muy claro que todo lo que hago también lo hago por Mario, para que algún día sepa que ser humanista es el camino correcto, que trabajar para un futuro con dignidad es un buen pl…