Ir al contenido principal

Perú [30] :: Dos respuestas a Donce ::

*Folleto que recogí en la Plaza de Armas de Trujillo de manos de un tipo entrañable.


1. ¿Por qué una posible guerra entre Perú y Chile?

El conflicto entre Chile y Perú procede de un desacuerdo en la delimitación de su espacio marítimo en el Océano Pacífico, un conflicto que viene de los años ochenta con diferentes crisis que han acabado en la producida en 2005 con la determinación del Congreso de Perú de sacar adelante un proyecto de ley en el que se establecía un dominio de 200 millas marinas sobre su territorio, llegando a la situación actual en la que Perú presenta a la Corte Internacional de La Haya su postura en los siguientes términos:

• La frontera terrestre se inicia en el Punto Concordia, y no en el Hito nº 1 que propugna Chile.
• La frontera marítima es una bisectriz, no un paralelo geográfico.
• El triángulo exterior es parte del mar peruano, no aguas internacionales.

Los efectos de este desacuerdo son una guerra fría entre el primer exportador de productos pesqueros, que es Chile, y el segundo, que es Perú [el área marítima en disputa es estratégica para que uno u otro tomen la cabeza en ese mercado de exportación]. Pero por medio están los intereses bolivianos de tener una salida al mar por Arica y la resolución importantísima para la zona de crear un anillo energético sudamericano que no sería posible sin un acuerdo entre ambas partes… es a lo que se ve un problema de liderazgo, un problema en el que parece que quien más tiene que perder es el Perú [su fuerza militar actual es menor que la chilena y su desarrollo en diversos aspectos es francamente peor que el de Chile]… y todo se está complicando con sucios asuntos de espionaje, con el rearme de ambos países y con campañas [he sido testigo de una de ellas] de no adquirir productos chilenos y de no consumir en empresas de capital chileno.

Mi opinión es que no se llegará al enfrentamiento armado y todo quedará en una lucha diplomática que afectará, ya lo hace, a intereses económicos de ambos países en su contrario. Lo cierto es que el pueblo peruano está alertado y corren voces de todo tipo entre la gente.

•••


2. ¿Por qué un pobre de Perú me parece más pobre que un pobre de África?

Tengo la experiencia de haber conocido la vida rural y urbana de Tanzania [durante mi visita estaba considerado el segundo país más pobre del mundo] y de haber podido ver con mis ojos el estado de los pobres en las ciudades y los pueblos del Perú. Entendiendo que ambos países no son comparables, pues mientras que Tanzania figura indefectiblemente en la cola de Tercer Mundo, Perú es un país emergente… pero sí puedo dar nota de la diferencia del estado de ánimo de un pobre que vive su pobreza compartida en una sociedad que es pobre y, por tanto, no tiene a su alcance la percepción diaria y exagerada de que otros que viven mucho mejor a su lado, lo que hace que la percepción de su pobreza no sea más que un estado general compartido, que es lo que sucede en casi todos los países del África negra… en Perú es muy distinto, pues quienes padecen la pobreza extrema conviven a diario con la riqueza occidental más patente, pasando hambre y necesidades justo al lado de modernos centros comerciales, restaurantes de lujo, tiendas de productos carísimos y personas que disfrutan de una insultante y holgada vida occidental… si a esto le sumamos el estigma de casta que asola a ciertos grupos étnicos, un sistema que les asegura no salir jamás de la pobreza en la que sobreviven, creo que no cabe alguna duda de que un peruano pobre se siente mucho más pobre que un africano pobre –un dato para tener en cuenta es el de que un africano que vive en situación de pobreza extrema guarda un orgullo indescriptible por su tierra, su gente y su forma de vida, mientras que un peruano en las mismas condiciones siente vergüenza de su estado… más de una vez he escuchado estos días en Perú esa durísima frase de “no fotografíe esto, por favor, que me da vergüenza”.

Comentarios

  1. Madre mía, la de cosas que aprendo contigo...!

    Y sobre el segundo tema, sí, tienes razón, mira, el sábado estuve en una de esas bodas-tiraduros, con cuarteto de viento, limusina hortera en la puerta y muchas pieles rancias debajo de los abrigos de pieles -muertas- y, justo a un ladito, sentada en el suelo, había una chiquilla -pidiendo- que sonreía llenita de admiración mientras observaba aquel espectáculo. Te juro que se me partió el alma y no dejo de pensar en ella. Así que sí, LF, un pobre es más pobre al lado del lujo, y otros pobres menos pobres al lado de la miseria. No cabe duda.

    Muchas gracias por contestarme.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Ese folleto suena a "Che", o sólo me lo parece a mí?
    En fin, que digo que si lo único corrupto fuese el contrato de Paita... otro gallo cantaría!

    (Muy interesante, Sr. Commendatore, gracias de nuevo)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Mario

Mario fue un corredor de fondo que ha legado el nombre a mi nieto para perpetuar en él su memoria, y me gusta, me gusta mucho que mi bebé tenga en su nombre una razón y un contenido, que lleve el signo de una amistad indeleble y el valor hermoso del recuerdo. Mario, hoy mi nieto, es divinamente vulnerable, delicado hasta el suspiro, bellísimo en sus gestos y causa absoluta de orgullo personal. Su madre, mi hija, me ha hecho el regalo más precioso que se puede hacer a un padre, y lo ha hecho con valentía, sin miedos, siendo una mujer entera en todo el proceso y demostrándome que algo tuve que hacer bien en su educación y en su formación como persona. Jaime, el padre de mi nieto, es un padre ejemplar, preocupado, atento siempre a las necesidades de mi hija y de su hijo, y yo le estaré eternamente agradecido por su forma de ser hombre y por el amor entero que se percibe constantemente en su trato hacia mi niña y hacia mi bebé. Gracias a los tres por hacerme tan feliz.
Por lo que a mí se …

Ocho días sin Mario

No sé cómo explicar que el decurso vital me sujeta al espacio que habito, que los proyectos urgentes me requieren al pie del cañón y que el trabajo de mierda que tramito a diario me impide hacer exactamente lo que debiera hacer. Cada día recibo fotos y vídeos de Mario: durmiendo, recién bañado, antes y después de la toma, tumbado como un rey con su pañal como único vestido..., y presiento a mi niño abrigado por sus padres, cuidado hasta el más mínimo detalle; pero me siento mal por no estar allí cada cinco minutos para contemplar su sueño, para asombrarme con cada uno de sus gestos o para colocar uno de mis dedos en su manita y sonreír mientras lo aprisiona levemente.
En todo caso, pienso en que sus padres ahora necesitan espacio, que nadie los moleste, y eso me calma un poquito..., y también me calma el tener muy claro que todo lo que hago también lo hago por Mario, para que algún día sepa que ser humanista es el camino correcto, que trabajar para un futuro con dignidad es un buen pl…